21 de diciembre de 2012

El Reencuentro


Hoy mientras arrastro los pasos
uno tras otro hacia los recuerdos
me parecen los días pesados,
gastados en un nuevo mundo
racional.

Cuando el amor pasó al odio
y el odio a la comprensión
la voz de mi pecho calló
para darle cabida al silencio
de las ideas.

Curioso me parece el consuelo
pareciera llegar disfrazado
de palabras muertas
e ideas recicladas
de otros vertederos.

De eso se trata el reencuentro
de arrastrar ilusiones desteñidas
para exhibirlas
en una plaza de verano.
Donde un único asistente las estudia
y las olvida.

5 de diciembre de 2012

Mariposa Nocturna

La mariposa nocturna levita
flota en vientos austeros
recorre el humo y los vientos
el sonido atraviesa su vuelo.
Belleza es su incomprensión
no sabiendo entradas ni salidas
su conciencia ilumina la duda
circulando sin conocer sentido.
Hacia el claro mas inmenso
ciega de noche y de frío
conoce el suspiro de su vida
la atesora como a la muerte.
A un viaje de agonía destinada
mas impredecible en su ruta
me enseña que aquellos finales
desatinados son si el alma manda.
La bruma calma las alimañas
el enemigo se hace desconocido
trama métodos para secuestrarla
y despreocupada y desvelada
no repara en los desaciertos.
En la antena de la magia
crea mundos incompletos
por siempre ocultos en una vida
efímera en su consagración
donde dicha y desolación
baten el torrente como remos.


25 de noviembre de 2012

Principio

Exijo mi derecho
mi derecho a la contemplación.
Al ojo mágico de lo humano
lejano a la ciencia de lo objetivo.

Lo quiero mío
desde mi origen hacia el sentido
desde mi vorágine sellado
y enterrado en lo habitual.

Destrozar la cadena impuesta
por la felicidad vana
de ser un individuo mas
en la selva ciudadana y grís.

De un abandono injusto
y una muerte que fue mía.
Limpiar de mi arte los vicios
que infectaron mi sangre ayer.

Y retornar
al principio básico de unos pocos.
Saciar mi atormentada sed
a través de la raiz del silencio.

Oir el llanto armónico
decorado en el poema olvidado
e implorar un perdón inmerecido
a mis ojos que vieron lo invisible.

9 de octubre de 2012

Poema incompleto

Mujer cancionera sin estribillo
compañera del azar y sus destinos.
Cuanto tiempo quema en fuego y frío
a la mirada de tanto recorrido.

No se pueden contar los pétalos
que visten grácil la primavera.
Ni las gotas necesarias en la hoja
para revivir del tallo la alegría.

Probaría de forma exacta
que tu piel sigue encendiendo
a mi caricia.

Y que las bocas del pasado
son marionetas adornadas
por los años.


8 de octubre de 2012

La espera

Inspiradora de mis sueños
creíste desatar los dedos de los míos
cubrir el fuego con silencio
apagar los besos con la distancia.

Corriste en el verbo los despidos
cambiaste el melisa por el humo
y doblegaste la intención siniestra
de clavar el olvido en la emoción.

Mi bien, lucero de mi plenitud
te convenciste lejos de mi cuerpo
que otras pieles podrían abrigarte
en los inviernos del desamor.

Mas no consideraste la creatividad
ni la arquitectura de los caminos.
Pues te espero, a la vuelta de la vida
para robarte entera y para siempre.


14 de septiembre de 2012

Arbol

Hojas verdes,
crecieron en mis dedos.
Flores multicolores
brotaron en mis cabellos.

Tus besos,
el amor de tus frases
el calor de nuestros días
me regaron.

Como una primavera
rodeaste mi corteza
sometiendome a vivir
junto al sol.

Mis ramas vivieron
con mi sangre vuelta savia.
Olvide ser humano
contigo.

Y ahora que me dejas,
para sembrar otros valles
acaricio las semillas
que quedaron en el bolsillo.

13 de agosto de 2012

Canción de día y noche

Que mi voz se escape de la entraña
que la guitarra la extienda en la mañana
y la nota sostenga el sentido
no es nuevo en mi instinto.
Poblado el camino de cenizas
invadido por el frío de la brisa
el latido calla al mediodía
me olvida el recuerdo que me inspira.
Por dos sitios en dos pensamientos
mío y ajeno a mi espíritu
a mi entraña que sigue gritando
ahora ya a media tarde.
Mi mano mezcla en el arpegio
carne y música en el tablero
que tampoco es mío, ni del viento
tiene nombre, como los deseos.
Quisiera ser la cuerda y la madera
de la melodía que es eterna
sin palabras ni recuerdos
sin dolor ni arrepentimiento.
Aquella música que la noche
eleva fiel a las estrellas
donde une lo que se separa
y donde mi alma se silencia.

20 de junio de 2012

Transmutación

Será cerca del mar
en la arena arisca de algarrobo
donde inspiré mi autonomía
por vez primera.

Un invierno despejado
que enfríe mi atardecer.
Ojalá sin flores ni espejismos
sin palabras que no oiré.

Los restos solo de mis manos
y mis ojos que poco vieron.
El resto que siembre la tierra
y de fruto en abundancia.

Con la risa de una gaviota
o el susurro de las olas
mi alma libre recorrerá
el paraíso entre ambos mundos.

Y se llevará
tantos amores muertos
y dichas desterradas
a otras eras inefables.

Mi memoria muerta en su fin
descansará
de sus palabras repetidas
y sus sueños desgastados.

La lengua mordaz callará
y perderá su filo
que con sufrimiento vengó
su saliva marchita.

Mas mi risa y mi canto
lo poco y nada que entregué
de consuelo y vida
a aquellos pocos

será mi nexo con lo humano
lo que me hizo digno de ser
de inspirar la alegría
y llorar mi muerte.

28 de mayo de 2012

Palabras desterradas

Cuando el humo se sostiene
se expande
de mis labios a las esquinas,
cuando abarca lo sustancial
y evita lo escencial
vivo.

En el límite insostenible
entre desolación y equilibrio.
Dichosas las palabras
que no encuentran su melodía
que no son dichas
ni responden a su sentido.

Me urge una idea
nacida de las corrientes claras
de otras vidas.
Ajena al ajetreo
de hacer danzar estos huesos
y secar estos años.

Penetra como un rayo
quema como las frustraciones
incubadas y expuestas
a mis derrotas.
Tan simple como lejana,
como enterrar tantos muertos.

No es mas que mil voces
día a día
derribando mi fundamento
cosechando lo que no se siembra.
Escupiendo estas paginas
quemando viejas palabras.


Y desterrando
al rincón que un humo distingue
a mi verdad
y a mi corazón que ya no es carne
sino otra palabra en la tinta
que se seca y se olvida.

20 de mayo de 2012

Semilla

Fuga de verdades
de palabras
incompletamente dichas.
Unica escapatoria
de la maldad oculta en la desgracia,
aquella risueña y esbelta dama
que compone los finales aprobados.

Como el nuestro
que reside ajeno a la superstición
en el rincón oculto a mi esperanza
a mi fé, a mi premonición astuta.
Decorado en tantas batallas,
ahora inútilmente libradas.
Escapa
Como aquella vida que no fue.

Aquella historia de a dos
que siempre escribió un tercero.
La fábula negra de los necios,
siempre tuvo un final hilarante
para el comienzo.
Y yo de espaldas a mis recuerdos
entierro tantas noches
que no serán.

Espero ver brotar
las praderas, los manatiales
un edén sin exilio
de aquel monton de tierra.
Que se contagie con lo sagrado
todo aquello que hoy duele.
Y que florezca
en millones de sonrisas en tu rostro
y en aquel hijo que te da vida.

23 de abril de 2012

Retrato de un recuerdo

Un ojo decorado
de natural seducción.
De tonalidad corriente
dificil de evitar.
Perpetuada en el saliente
de una nariz de bajo perfil
expandida por los valles
de tierna piel blanquecina.
La comisura frágil
forjada en detalle rojo
nutrida en la dulzura
de la niñez.

Coronada por los ríos
majestuosos y tranquilos
que caen como la lluvia
y se impregnan de primavera.
Mil sonetos nacen
de su risa
que ilumina mis vacíos
con el gesto de la dicha.
De cantar poco fino,
dotado con la intención
pobre en su armonía
pero inegable a mis sentidos.

En sus brazos la fragilidad
que me recibía como fuego,
en sus pechos un calor
que cobijaba los atardeceres.
Por un talle un tanto recto
acompasaba su vaivén
que no deslumbra al deseo
pero hipnotiza en el paso.
Recorrer aquellas estepas
con los labios y los besos
me elevaba como una oración
al origen de todo lo bueno.





Mas el tiempo todo seca
barre las lágrimas
cura los versos
para gozar con lo perdido.
Calmó aquel vorágine
desatado por los licores
recordado en mi cama
cada noche sin su cuerpo.
Me atraviesa con destreza
en el silencio de una rutina
de un amor que no vuelve
y un corazón que no olvida.

29 de marzo de 2012

Niveles plasmaticos

El orden de mi cuerpo
la entereza del pensamiento
un tibio deseo muerto
se desentienden.

De mí

Pequeño residente hostil
de la morada de mis venas
heredadas de una estirpe
fabricadas a la fuerza.

Sistémicamente exactas
las ideas se analizan
se dividen en quebradas
se dividen en marchitas.

Y mi carne de cenizas
como rehuyendo la culpa
queda estatica en el hueso
se hace sorda a mi verbo.

Recuerdo las estrellas,
prestigiosas cicatrices
en lo alto abandonadas,
pendientes de mi ansia.

Que una lluvia de petalos,
perfumara mi piel gastada.
Que la dicha la acogiera
le diera paz y autonomía.

Alejada de mi desidia
de gobernar tanta riqueza,
de proteger tanto amor
y merecer tanta belleza.

Pero lo comprendí.

Oí sobre mis pecados
alguien fundó diagnostico
Estampó sobre mis anhelos
la obligacion al bienestar.

Y al castigar con la aguja
para mi conciencia evaluar
sentencia lo único sagrado
a sangrar para sanar.

21 de febrero de 2012

Marzo

Cuando nos sorprenda el otoño... volará
un gélido aliento cantará... y callará
Haremos dos de nuestra voz
y los besos marcharán.

Los muertos desaparecen... olvidados
con tierra los cubrimos... insolentes.
Un Dios avanza en el abrazo
recemos.

Mírame desde los cielos... inmortal
recuérdame de día... no de noche.
Amor que viajas a la memoria
descansa.