5 de diciembre de 2012

Polilla

La mariposa nocturna levita
flota en vientos austeros
recorre el humo y los vientos
el sonido atraviesa su vuelo.
Belleza es su incomprensión
no sabiendo entradas ni salidas
su conciencia ilumina la duda
circulando sin conocer sentido.
Hacia el claro mas inmenso
ciega de noche y de frío
conoce el suspiro de su vida
la atesora como a la muerte.
A un viaje de agonía destinada
mas impredecible en su ruta
me enseña que aquellos finales
desatinados son si el alma manda.
La bruma calma las alimañas
el enemigo se hace desconocido
trama métodos para secuestrarla
y despreocupada y desvelada
no repara en los desaciertos.
En la antena de la magia
crea mundos incompletos
por siempre ocultos en una vida
efímera en su consagración
donde dicha y desolación
baten el torrente como remos.


2 comentarios:

fefu dijo...

me encanta :)

Lichazul dijo...

es un poema con unas metáforas maravillosas y un fondo existenciaista que ya me quisiera yo poder expresarlo
es realmente un poema completo IGNA
FELICITACIONES


besitos y fleiz fin de semana