18 de diciembre de 2014

Cadaver Exquisito 1

Con Francesca Nadal

R. Agradezco el aliento mutuo, que me lleva esta noche a compartir un cadaver exquisito.
F. Que de dos caminos nace con abstracto designio.
R. Designado soy, para sembrar el vorágine de mis ideas en su mente ajena.
F. Serás tu quien dará vida con tu existencia a estas horas creativas.

R. Las agradezco, asi como el pulso ardiente de sus palabras en mi boca.
F. Donde el juego entre los creadores se vuelve tierno e infantil.
R. Anhelo los juegos que nos vestían de pieles compartidas.
F. En ti haremos un baile con apasionado despliegue.

R. Pienso, y una idea nos lleva mas allá de cualquier búsqueda.
F. Y bordaremos los contornos de tu cuerpo  con delicadas telas.
R. Nuevas y delicadas ideas quedaran impresas con su nombre.
F. Vive como un hijo y vuelve a nacer una vez que hayas muerto cuando de nuestra lectura emerja el recuerdo de haberte dado vida.

23 de octubre de 2014

A las noches

Hoy te pienso un poco mas
me retumba tu presencia.
Tus ojos almendrados me miran
en la comisura de las esquinas
y me cuestionan
el tiempo, la hora, la salud.
Tu piel canela se arruga a veces
pero la reconozco en una sonrisa triste
me gusta verte cada día.

No te extraño.
No me haces falta.
Me gusta amarte como se ama el cielo
seguirte en una nube
soñarte con las estrellas.
Cómo extrañarte si no te vas
enraizada en la médula de mi vida
proyectas imágenes en cada cosa
y te miro
sonrio
y vivo otro día mas.

A veces te miro de la mano de otro
un pasajero agradecido
que es guiado por tu arroyo
y agradezco la espina.
Me gusta amarte desde el dolor
y sonreir
por tantas memorias que estan ahí
en las vidas de otros.
Mi cuerpo se encorva con su peso
ya no es ligero en tu canción
que aun oigo antes de dormir.
Me gusta oirte por las noches
besarte en mi imaginación
desde la lejanía.
Donde mi amor se volvió eterno
para tí
por si llegases a volver
por si llegase a morir despues.


20 de octubre de 2014

Mandala

Miento
Una de cada cuatro frases de mis labios es una falta
a la verdad legitima.
Legalmente es una transgresión violenta
a la pulcritud humana
basada en los ideales de la perfección
carisma, virtud, amor.
Me gustan las mentiras
no les temo, no las criminalizo
las acumulo en el telar
para fabricar bufandas, chalecos y mantas impermeables.
Quedan tan hermosas que las vendo por montones
a precios desorbitados
a sonrisas muertas
y legitimas.

Desnudar mi cuerpo.
Me agrada confundir al observador.
Se engaña creyendo conocer mi intimidad.
No puede estar mas lejos.
El abrigo de mi carne permuta una psicosis
la hace ver romántica
la hace ver única
y luego la muestra en toda su intensidad
justo antes del adiós.

Pero soy un ser misericordioso:
por la comisura de mi sonrisa
y en el límite de una frase casual
doy una pista obvia de los engaños.
Lo expongo distraidamente incongruente
con un actuar tan humano.
Ofrezco con vehemencia
el pasaporte del escape.

Agradezco que tomaras el tren amor mio
y te llevaras la única verdad
que quedaba en estos huesos.

Registro de ideas repetitivas parte 1

Registro de ideas repetitivas:

- Las palmeras no son arboles, son arbustos persistentes.
- Detesto las palomas, aunque extrañamente me fascinan toda clase de aves
- Me gusta estar bajo el efecto del thc en cualquier lugar, cualquier hora y ojala la mayor parte del tiempo posible.
- Siempre estoy cansado de mi rutina, de mi carrera y detesto tener que estudiar tanto
- No estudio
- Debería bajar al menos 10 Kg, detesto que la gente me lo recuerde y me compare conmigo mismo hace 2 años atrás
- Soy mas afín a la alegría que a la tristeza.
- Me incomoda la gente demasiado feliz, con la vida encaminada, con acomodación y que rechaza lo malo del mundo.
- Logro dormirme antes de la 1 de la mañana una vez cada 3 meses
- Tengo una capacidad extraordinaria para perder el tiempo y distraerme aunque el contexto lo haga prácticamente imposible.
- Hasta la fecha, no he encontrado un perro que no me guste ni le he dejado de entregar cariño a alguno.

6 de septiembre de 2014

Sueño (sin editar)

Todo parte con la clase de Don Jose Lara. Es un profesor que tuve cuando era pequeño, en la enseñanza básica. Nos estaba enseñando ya grandes, sobre los símbolos que se encontraban en un cuento infantil. Era una clase entretenida, donde el protagonista debía emprender la búsqueda de su madre, o de su sentido de vida y la única pista que tenia era una voz que le decía algo (si no mal recuerdo, te quiero), y que debía encontrar a la criatura mas grande de la tierra.

El protagonista encontraba un lago, que tenia la particularidad de medir un kilómetro de extensión, con una criatura adentro que media casi la totalidad del lago. Aquí tengo la primera laguna mental, no recuerdo si ubicaba a su madre, el sentido de su búsqueda o no. Solo se que la clase se interrumpía porque el profesor daba un recreo. Me quedaba en la sala esperando que el profesor volviera del recreo y luego regresa, visiblemente ebrio, a darnos clases. Había prometido continuar hablando del cuento, y de los símbolos, pero regresa hablando de los azotes y del castigo en el niño. Una clase sinsentido, que termina rápidamente.

Luego por alguna razón, tengo a Don Jose Lara muy ebrio en mi casa, una casa mía en la que jamas he vivido. Estaba muy hiper ventilado, botando cosas, llorando y riendo y tratando de enseñarme cosas absurdas. Comía lo que encontraba hasta que mi madre se molesto con el y quería que se fuera. Yo no podía echarlo así como estaba así que decidí contarle una mentira para que se calmara y luego ir a dejarlo a alguna parte.

Entonces, supuestamente al día siguiente emprendo un viaje. Me lleva mi madre mi hermana y alguien mas, lejos, a la playa. Debo buscar un lugar para dejar a Don Jose Lara dormir, y la única casa que conozco es la de Francesca. Ella fue mi ultima polola, pienso en ella, y todos los sentimientos que conservo por ella se vuelven urgentes. Debo encontrarla, pero se que no esta en su casa. Creo que esta en la playa, así que viajo para allá.

Llego a un pueblo en la playa y le pido a mi familia que me esperen en el auto. Voy caminando y me encuentro con un tipo flaco, con aire de soberbia y narcisismo y atractivo físicamente. Lo conozco, es algo asi como un tipo que he visto toda mi vida y me desagrada en exceso. Siempre esta en todas partes, es muy desagradable le gusta el humor negro, quemar cosas y en especial hacer sufrir a las mujeres de manera sádica. Se me acerca en términos amistosos, y por alguna razón yo se que debe acompañarme. Tiene buenas ideas para encontrar a Francesca y sabe hacia donde debo ir. Asi que se lo permito.

Mientras camino con el, me encuentro con Karen, mi primera polola. Llora a mares mientras me mira, me abraza y con amor me dice “adiós para siempre Rodrigo”. Yo la miro y le pregunto por que se despide. Ella me dice que no puede estar con alguien que tiene a ese tipo cerca (el chico apuesto), después de todas las barbaridades que le hizo. Me reafirma lo malo que es y yo le digo que tiene razón, es un tipo muy malo pero lo necesito en este momento. Ella por alguna razón cambia de parecer y decide acompañarme en la búsqueda.

Llegamos a la casa de playa de Francesca. Esta vacía, pero por alguna razón se que en esa casa solo duermen los hombres de su familia (que es muy grande). Entramos a escondidas buscando una pieza donde dejar a Don Jose Lara. Yo esperanzado busco a Francesca. Encontramos una pieza con un baño, parecida a la mía. El tipo raro empieza a darme consejos de como atarla, azotarla y violarla ahí, trato de no escucharlo y decirle que se reprima su sadismo.

Como no había nadie decido salir. Algo sucede no recuerdo. Después decidimos volver y la casa estaba llena. Veo a sus primos chicos, su hermana y sus tíos y trato de entrar sin que me descubran para encontrarla. Pero me descubren de todos modos. Me encuentra uno de sus tíos, que es grande y gordo y es reconocido por tener buen humor y hacer reír a todos. Yo lo miro y le digo que entiendo que el no quiera verme nunca mas y que probablemente todos en esta familia me quieren muerto, pero que por favor me diga donde puedo encontrar a Francesca. El me mira y me dice que ella no había venido al paseo a la playa, que estaba en un picknick? Asado? Algo al aire libre con su familia o no se, pero en Maipu (que es donde vive Karen, pero yo lo asocie que es donde vive Francesca).

Entremedio hay un episodio confuso, hay alguien que entra sin brazos y es conocido de la familia y todos están hablándole y mirando sus muñones mientras dos mujeres, una madre y su hija evidentemente muy pobres y de tez oscura tratan de falsificar la llave de entrada para poder tener una copia y entrar a robar. Yo las descubro las atrapo y las llevo a la casa. La familia me recibe como un héroe. Las dejo ahí y voy al auto con mi mama y mi hermana para que me lleven a Maipu.

Visiblemente molestos porque tendrán que viajar mucho otra vez se resignan y me llevan. En el camino le muestro nuevas funciones del auto a mi mama, como una maquina para hacer papas fritas, una maquina de helados y un bolsillo que no recuerdo. Miro mi celular y recuerdo que le había mandado un whatsapp a Francesca. Me había respondido, me estaba esperando. Cuando llego, voy corriendo a su casa, que es mitad campo, mitad casa y la encuentro en la cocina con su mama. Me incomoda un poco que este su madre pero no lo suficiente para estrecharla en mis brazos. Ella me pregunta si quiero estar con ella. Yo le respondo que no puedo vivir con ella lejos. La madre de Francesca me ofrece comida y yo acepto. 

24 de junio de 2014

El viaje

Un viaje me aguarda
una aventura agradecida a la trinchera.
Por bosques milenarios,
las tierras mas inhóspitas,
y las playas mas hermosas
donde se ocultan sabores desconocidos.
Puedo oler las hojas cada mañana
que la miseria me levanta sin descanso.
El zumbido de los insectos me calma
cada tarde en el horario punta.

Zarpar sin rumbo
hacia el punto inflexible de mi destino.

Me demanda con ahínco
apresúrate, que tu vida no puede aguardarte
tu lugar
que es solo tuyo por derecho.
Donde la gloria de tu vida siempre estuvo
perdida en los meridianos por capricho.

Tan solo cerrando mis ojos te siento
impregnando de humedad mi piel
coloreando mi antigua palidez a su esencia.

Espérame vida,
que la cuenta regresiva terminará
ya podrás acoger mi espíritu cautivo
que enciende mis latidos de sol.
Resérvame un trozo de arena
junto a los roqueríos de la tempestad
para lavar junto al rey del mar
mis restos infinitos de coral.


4 de enero de 2014

Aciertos

Una lata de cerveza
la musicalidad de romper su indemnidad
en el frío
que envuelve sus componentes químicos.
Una lata simple
de bajo costo
de contenido nocivo y extrañamente agradable
de hedor contagioso, relación enfermiza.
Tengo una a mi lado
y bebo su interior tranquilo.
Mi paladar conocedor de las sensaciones
ignora la inestabilidad de mi conciencia
siento el peso de mis días
atravesando con frío mis entrañas.
Placer completo
si mi mano libre juega con un cigarrillo
ambas juegan roles aprendidos
y como expertas me conducen a la paz.
Creo en los espíritus
son incondicionales por la noche
me guían a la ebriedad y a mi descanso
fieles y comprometidos trabajadores.
Tantas latas que han existido
en circunstancias diferidas e irrepetibles
amo las inesperadas e insolentes
que surgen sin misión alguna
a llenar mi mano una noche sola.
Cierro mis ojos
y me parece ver que mi tiempo pesa.
Recuerdo tantas decepciones
y momentos crudos como el metal.
Mis errores y los ajenos
que se clavan evidenciando mi impotencia
para ser mejor
ser el máximo acertista humano.
Como decepciono la esperanza impuesta
que pesa como la noche.
Perdí
la derrota se repetirá mil noches
y cuando el dolor se vuelve molesto
levanto mi mano
y agradezco el trago que no volverá.