28 de mayo de 2012

Palabras desterradas

Cuando el humo se sostiene
se expande
de mis labios a las esquinas,
cuando abarca lo sustancial
y evita lo escencial
vivo.

En el límite insostenible
entre desolación y equilibrio.
Dichosas las palabras
que no encuentran su melodía
que no son dichas
ni responden a su sentido.

Me urge una idea
nacida de las corrientes claras
de otras vidas.
Ajena al ajetreo
de hacer danzar estos huesos
y secar estos años.

Penetra como un rayo
quema como las frustraciones
incubadas y expuestas
a mis derrotas.
Tan simple como lejana,
como enterrar tantos muertos.

No es mas que mil voces
día a día
derribando mi fundamento
cosechando lo que no se siembra.
Escupiendo estas paginas
quemando viejas palabras.


Y desterrando
al rincón que un humo distingue
a mi verdad
y a mi corazón que ya no es carne
sino otra palabra en la tinta
que se seca y se olvida.

1 comentario:

Lichazul dijo...

excelente y visceral canto
me gustó mucho
hay fuerza y vehemencia

felicitaciones!!!