11 de octubre de 2015

La ironía

En el principio, el verde mar
que se aliña con viento frío.
En el conflicto, la lejanía
la incertidumbre de un viaje sin norte.
En el romance, las pistas secretas
halladas día a día por la eternidad.
Y el desenlace anónimo que me espera
vendrá una mañana con la pena.

Cierro mis ojos y salto al vacío
y me veo girando en torbellinos conocidos.
Mi mente nublada halla descanso
en los giros agudos de la locura.
Recuerdos vivos me traen indicios
del sendero que debió ser mío.
Donde los días se cubren de oro
y enriquecen al que envejece.

Mas el despertar se hace negro
como el peso de una vida ajena.
El cuerpo cae como la noche
privado de fundamento y sentido.
Unos latidos que son ajenos
pulsan segundos de contratiempo,
y así se ajusta la ironía
de estar vivo habiendo muerto.


1 comentario:

lichazul alqantar dijo...

yo que tú dejo de consumir esas sopas Maruchan son una oda al Sodio ;)
el conflicto... nosotros somos un conflicto bípedo constante
interno y externo
nos cabe la ironía para sobrellevarnos

abrazo y buena semana Rodrigo :D
no sé si te dejé mi blog
de todos modos lo repito por si acaso :D
http://dondeperderse1.blogspot.com