25 de febrero de 2013

Humedad

(Lluvia de ideas)

Traspasa el papel mural
mancha con colores originales
imprime su sustancia
y su aroma.

La veo, rodea mis ideas
la aprecio, rompe la uniformidad
acaricio aquella fina textura
se recoge.

Creo sentir la humedad
similar a una piel implantada
similar a la sensación extranjera
del frío.

Y es que el papel mural no cubre
no protege mi núcleo
de calor melancólico
y reconfortante esperanza.

No, no es fuerte
ni adecuado para cubrirme.
Mal que filtra de humedad ajena
y luego enfría mi fuego interno.

Agua que atraviesa palabras
encadena rencores
condena misericordias
perdona los aceros.

Aquella humedad cubre mis bosques
de rebelde hoja de derecho.
Y de sus bordes calmo la sed
haciéndome viejo.

La humedad habita esta piel
gastada por las batallas
descuidada por los vientos
jamás secada por el sol.

Aquella piel que viste nuevas vidas
parecidas a las mías

doblemente heridas
por los jamáses
por las certitudes
por los perdones
por los adioses.

Ay mi pobre piel húmeda
cubre otros amores cuando muera.

Este fuego frío de mi entraña
envenena y marchita el amanecer.

Que el Dios pagano te aleje
hacia el destino elegido
amada armadura desprendida
se feliz en otros poemas.



Vincent Van Gogh. Girasoles

1 comentario:

Lichazul dijo...

qué de sensaciones se deslizan de tu pluma en esta humedad lírica
felicitaciones Rodrigo, es un poema logradísmo

muakkk