3 de julio de 2010

Huellas

Sentado bordeando un risco
mi sombra de niño juega
ideas que sobrevuelan
a aquellos tiempos felices.
Mi vida con noble pena
recorre la inmensa gloria
el viento y el mar despiertan,
acogen mi frágil memoria.
El tiempo ya no comprendo
si las sombras siguen negras.

Entrego mi canto al verso
tu oido exigió el misterio
y yo como un mirlo ciego
escribo vidas ya perdidas.
Tu voz ya no canta la luna
partió hacia otros cielos,
mi amor como en un tormento
perdió el rumbo en una estrella.
La tierra corta mis raices
me calla en vida su muerte.

Quisiera romper los muros
robar un destino recto
Quisiera escapar del miedo
de hacer del polvo un sendero.
Espero paciente a la lluvia
me cubra la espalda vieja.
De paz a mis pies cansados
encomiende al fin descanso.
Y mientras me pierdo lejos
recuerdo el risco junto al viento.

2 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

siempre fiel a los lazos
vuelvo a dejar huella en tu espacio
para reconocerte Poeta
tu verso canta y resalta sentires universales en donde muchos nos encontramos
Felicitaciones!!!

ten un precioso fin de semana

Merli dijo...

Es posible que leyeras. En realidad es el mismo blog, solo cambié el nombre. No te preocupes por la actualización... todos estamos medios complicados en estos dias. Ya nos pondremos al día.
Y... en msn? te tengo, pero nunca te veo conectado. ME BLOQUEASTE! :O JAJAJA.
Besitos!