1 de agosto de 2011

Canción de delirio

"Una canción que muere sin oirse, un oyente que muere sin cantarla"


Robada por mis sueños
extirpada y exiliada
una canción que lleva mi nombre
me busca, y no me haya.



Recuerdo unas cuerdas
desgarradas por mis manos,
lastimando una voz opaca
y decorando otra primavera.



Una balada viaja
perdida por otras calles,
hambrienta y moribunda
viajando ciega hacia mi.



Mi canción de otra vida
forjada por otras fuerzas,
no te canses de buscarme,
no te canses de existir.



Ven,
te espero, como cuando niño
no te tardes, felicidad.



Reiré cuando llegues
por una eternidad sin gloria
y lloraré por las heridas.



1 comentario:

elisa...lichazul dijo...

es una canción preciosa!!
aunque en su mirada se ahoga la melancolía su final enarbola a pleno la esperanza

Felicitaciones Rodrigo
siempre es un gusto volver por acá
buena semana