17 de enero de 2010

Teresa Vial #135

Era el conchito
Ese que se le ponían las orejas coloradas cuando le hablaban ¿se acuerda usted? Mas re leso el cabro chico ese, pero pucha que nos hacía reír. ¡Siempre que lo subían a una bici se sacaba la contumelia en el mismo lomo de toro! No había caso, todos los días llegaba con los pantalones con hoyos y embarrados.
¿Ahora si? ¡Pero si usted lo conoció! Acuérdese cuando fue su cumpleaños y su mamá nos invitó para que lo acompañáramos y que llegaron solamente dos niños. El cumple pa raro ese, osea, cuando mi hija cumplió seis me acuerdo que invité a todos sus compañeros y parecían monos con la pelota y los payasos. Era el niñito de ese cumple, que le trajimos un robot de esos de pila y parece que fue el único regalito que recibió.
No po suegra, se esta confundiendo. Del que le toy hablando yo es del hijo de la Sandra. Vivía en Teresa Vial, cerca del edificio que no se termino de construir y que esta lleno de marihuaneros. ¿Se acuerda que nos contaron que el hijo de la Sandra le hacía al pito? Bueno, era el mismo niño del que le estoy hablando, solo que con siete años mas.
¿No me cree? Déjeme decirle que a mí no me sorprendió para nada como terminó, si con los papitos que tenía... El Federico tenía mas mujeres que pelos en la cabeza y la Sandra estaba como media enferma igual. Una vez me acuerdo que me pidió una bandeja para servirle a unas visitas y cuando se la fui a buscar me dijo que no me la pensaba devolver hasta la otra semana. Cuando la fui a buscar denuevo me dijo que no la tenía. Olvídese el tonteo, si cuando le pillé la bandeja la quebró en mis narices la muy desgraciada.
No, pero el niño era distinto. Si cuando tenía como nueve años me decía que quería ser pintor de murales y yo me las arreglaba para comprarle acuarelas. Que lata que su mamá no lo haya dejado pintar, quizás por eso terminó como terminó. Pobrecito, al final daba pena verlo si cuando chico era tan lindo, con sus ojitos verdes. Después parecía delincuente fumando esa porquería y curado por las calles.
¿Usted no sabe como pasó? A mi me contaron que se tragó el frasco entero de pastillas para dormir que tomaba la Sandra. Pero la señora de al frente, la esposa de el del quiosco dice que lo mató el Federico cuando lo pilló sacándole plata escondido. No sé, pero para mi es la misma cuestión, si al final igual lo mataron entre los dos papas. ¡Que terrible! Dios mío, nunca me voy a olvidar cuando se hacía el dormido en la casa del tata esperando que llegara el viejito pascuero.


Dedicado a la calle Teresa Vial en la comuna de Pedro Aguirre Cerda de Santiago. Detrás de sus rejas acogió mis primeros cinco años de niñez y por fuera de ellas me regaló la calle donde conocí a los personajes de este relato.

5 comentarios:

rafiz_glam dijo...

jajajaj, ok dile porque amo sus canciones, reflejan cada cosa buena y llena todas estas acciones que hacemos cada dia y que nos hacen seres maravillosos

pd. ame lo que escribistes
me gustaron tus 7 pasos del amor

elisa...lichazul dijo...

felicitaciones!!!
la prosa te sale natural con muy buena velocidad (no cansa)
y eso es un mérito que pocos tienen
así que te insto a que sigas explorando este lado

un abrazo de luz

Emina Ishino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Emina Ishino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Emina Ishino dijo...

Soy la joss =D
OHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!
peor que incrible historiaaaaaaaaa!!!
y que genial tu narración!!!
me encanto!
felicitaciones!!!!
de verdad que me enconto lo que escribes!
e leido las primeras cosas que estan en la pagina y estan geniales!!!
segire leyendo mas cosas =D

Te quedo genial el amor en 7 pasos!
me encantooooooooooo